Para ellas

Publicado en por Diabolo

Este es el mes del amor y la amistad en muchas partes del mundo, y quien duda que el amor lo representa la mujer en todo sentido. Es el mes de la  madre, esposa, compañera y amiga que está siempre con nosotros. En lo que va de mi vida, tengo la satisfacción de conocer a la mujer y no como yo quisiera pero bastante bien creo, y si en algún momento de nuestra vida tenemos alguna mala experiencia con ellas, no cambia para nada que son unos seres maravillosos.  

Quien pensaría que siendo nosotros los de los músculos, son ellas las fuertes, decididas, valientes y quien de verdad hace mover este mundo. Ellas son las que nos dan el aliciente, nos inspiran a diario para sobrellevar los problemas y cruzar fronteras, nos dan la vida como madres, y cuando nos aman de verdad, no hay pared que no puedan derribarla.  A la mujer hay que temer su amor, es capaz de poner el mundo de cabeza por lograr sus objetivos.

Y eso para muchos será un espanto, pero a mí en lo particular pienso que esa es su verdadera esencia.  Una mujer enamorada, ilusionada, si quiere algo lo consigue y muchas veces cueste lo que cueste yendo en contra de su misma naturaleza y principios,  el hombre solo está destinado a caer bajo sus dominios. Muchos ven a las mujeres con temor, otros las miran con resentimiento y otros como objetos. Pero si algo se debe conocer en la tierra, es su interior, que realmente es un postgrado sobre la magia universal.

He aprendido que nada está dicho ni escrito con ellas, en un momento pueden cambiar el rumbo de nuestras vidas, para bien o para mal… Quien no las tuvo por el resto de la vida, es por propios errores de los hombres más que de ellas.   Y no vamos a juzgar aquí a nadie,  así es la vida simplemente. Todo cambia a veces de la noche a la mañana, todos cometemos errores y no hay que atreverse a valorar, preferible es aceptar las cosas como vienen, y eso al final hará menos daño.

El amor es algo tan misterioso,  y  tan químico, que de un momento a otro, en cualquier parte que estés, en cualquier condición que estés, tu cuerpo siente una vibración como un ligero temblor de tierra, es la mezcla entre el nerviosismo y la ansiedad, tu corazón palpita a mil por hora y eso solo significa que algo está invadiendo tu corazón, es ella que entra sin pedir permiso.  Y muchos no creerán en el amor a primera vista, lo verán como algo subjetivo, solo como una percepción, pero para mí, si existe y para muchas mujeres también... Tanto así que nosotros los hombres nos volvemos potenciales objetivos desde un inicio que nos conocen y eso no es malo para nada, esa es la propia condición de la mujer.

El amor de ellas es mucho más fuerte y directo que el del hombre, algunas veces mientras nosotros estamos de ida, ellas ya están de venida. Son definitivamente decididas y tienen poderes que nosotros no tenemos, su belleza interna y externa, su dulzura y no voy a seguir enumerando porque nosotros lo sabemos muy bien. Y todos esos atributos nos los muestran, como lanzas recién afiladas para la batalla. Y quien no valora y no ve el cambio en ellas, no es que este ciego, solo creo que de arte tampoco sabe nada.

En definitiva su amor, su magia, su arte, su belleza son propias solo de la mujer,  quien las mira con temor, solo es porque nunca ha sentido su amor, quien las mira con resentimiento, es porque nunca han conocido su fuerza y quien las mira como objeto, es porque nunca han sentido su bondad.

En lo personal a mis amigas, compañeras, y aquellas que por cuestiones de vida no puedo desearles un feliz día de San Valentín, les enviò un beso eterno de respeto y amor.  

 

 

Comentar este post

Sandra 02/12/2012 17:14


TE ADMIRO POR TODO LO QUE ESCRIBES, ERES UN SER ESPECIAL.


FELIZ DIA DE SAN VALIN PARA TI TAMBIEN